Resolución minima 1024x768

Capilla

Parece que hasta el año 1713 se rendía culto a Nuestro Padre Jesús junto a otras imágenes que también eran propiedad de la Venerable Orden Tercera en la Iglesia de Santa Ana. Sin embargo, en septiembre del mismo año, en una reunión del Consejo de la misma celebrado en el Santuario de Nuestra Señora de Monserrate se acuerda materializar las aspiraciones de la Orden de tener una capilla aparte para poder celebrar sus cultos mejor, llegándose al acuerdo de construir una capilla con una sacristía y un camarín que albergase la imagen de Nuestro Padre Jesús.

La capilla, tuvo también un retablo para mayor gloria de la imagen de Nuestro Padre Jesús, que se situaba en su hornacina central, costeándose con las limosnas de los fieles. Este se realizó en 1728 por el maestro Dionís Llorens, que lo realizó por la cantidad de 280 libras.
Destruido durante la guerra civil, fue sustituido en 1945 por otro retablo más comedido obra de los Talleres Pujante de Murcia y que obedece a un diseño del oriolano Fernando Fenoll.

En 1735, se acordó que se prolongase la capilla con la realización de un crucero, de los altares de la Dolorosa y San Juan, un presbiterio, y un camarín, todo bajo la propuesta del carmelita P. Fray Joaquín Hernández. Esta se estrenaría con tres días de solemne fiesta, los 26, 27 y 28 de diciembre de 1739.
Pocos años después, en 1754, se construye un cuarto en la sacristía para guardar los pasos que la Orden tenía en propiedad y que posesionaban en Semana Santa representando pasajes de la Pasión de Jesús. Dos décadas más tarde, la capilla es reformada una vez más. Al parecer, su tamaño no es suficiente para albergar algunos de los cultos que se celebraban allí. Fruto de esa reforma, son la adición de nuevos altares en los laterales para los tronos de la VOT y un camarín nuevo para la imagen.

 

La Dolorosa.JPGSan Vicente Ferrer.JPGSanta Isabel de Hungría.JPGSan Juan.JPGRetablo Capilla.JPGSan Luis Rey de Francia.JPG

 

 

Última actualización el Viernes, 22 Marzo 2013 19:03

Volver