Resolución minima 1024x768

EL SANTO CÁLIZ


Custodiado en la Catedral de Valencia, el Santo Cáliz se compone de dos partes:

1. La copa superior, de piedra ágata o cornalina oriental. Se trata de la propia reliquia en sí. Tiene forma semiesférica y su único adorno es una simple línea incisa, a escasa distancia del borde exterior. Está datada entre los siglos II a.C. y I d.C., y debió ser labrada en un taller oriental de Egipto, Siria o Palestina. El que sea de un material semi-precioso es coherente con su uso y con las normas hebreas relativas a la purificación. En el Museo Británico existen copas orientales de idéntica forma y material, fechadas en el año 50 d.C.

2. El relicario, resultado de la unión de:

   a. El pie, formado por un vaso ovalado e invertido en forma de naveta, de parecido color y material a la copa superior. Lleva una guarnición de oro puro, sobre la cual van montadas 27 perlas, 2 rubíes y 2 esmeraldas. Fechada entre los siglos X al XII, no guarda ninguna relación con la reliquia, salvo su aparente similitud.
   b. Las asas y la vara de unión (como las piedras y perlas que lo ornamentan) son posteriores, de los siglos XII al XIV. Es evidente que las dos primeras piezas gozaron de autonomía y en un momento determinado fueron unidas entre sí por esta vara que fue añadida durante la Edad Media; sirvió para alhajar la sencilla copa superior como muestra del aprecio que se tenía por la pieza principal, la verdadera reliquia.
Los especialistas en vasos de la época lo tienen muy claro: "La Arqueología no solamente no prueba lo contrario ni censura la tradición del Santo Cáliz, sino que apoya y confirma terminantemente la autenticidad histórica".

Caliz

Última actualización el Viernes, 22 Marzo 2013 15:19

Volver