Resolución minima 1024x768

LOS CLAVOS

La muerte de Jesús fue todavía peor que la crucifixión común. No a todos los criminales condenados los clavaban a la cruz. Muchos eran amarrados; sin embargo, a Jesús lo acostaron y clavaron sus manos en posición abierta en el patibulum.

Los clavos que los romanos usaban eran de trece a dieciocho centímetros de largo, afilados hasta terminar en una punta aguda. Se clavaban por las muñecas. El clavo atravesaba el nervio mediano. Ese es el nervio mayor que sale de la mano y quedaba triturado por el clavo que lo martillaba.

Comúnmente, los pies eran fijados al frente del "stipes" por medio de un clavo de hierro clavado entre el primero y el segundo metatarsiano. A pesar de que la flagelación producía considerable pérdida de sangre, la crucifixión por si misma era un procedimiento poco sangriento, ya que ninguna de las arterias principales, excepto tal vez la del arco de la planta, pasaban a través de sitios anatómicos favoritos de la transfixión.
El efecto principal de la crucifixión, aparte del tremendo dolor, era la marcada interferencia con la respiración normal, particularmente con la exhalación.

El peso del cuerpo, jalando hacia abajo por los brazos y hombros extendidos, tendía a fijar los músculos intercostales en un estado de inhalación y por consiguiente afectando la exhalación pasiva.

La flexión de los codos para mejorar la respiración, causaría rotación en las muñecas en torno a los clavos de hierro, y, provocaría enorme dolor a través de los nervios lacerados. El levantar el cuerpo rasparía dolorosamente las espaldas contra el estípite.

Tres fueron los clavos que tuvieron suspendido al Salvador del mundo: uno entero se conserva en la Basílica de la Santa Cruz de Jerusalén, en Roma; otro en la capilla del Palacio Real de Madrid, y otro se ha distribuido a diversas iglesias de la cristiandad. Además de esos clavos, se veneran otros que también formaban parte de la Cruz; pues los brazos de la misma estaban clavados, al igual que el "Titulus Crucis".

Clavos

Última actualización el Viernes, 22 Marzo 2013 15:21

Volver